De acuerdo con la cadena Fox, este admirable suceso ocurrió el pasado domingo en el pequeño restaurante Loose Moose, ubicado en el parque acuático cubierto Great Wolf Lodge, en Colorado Springs.

Los empleados del restaurante quedaron atónitos al ver que una familia dejó una propina de 5.000 dólares (más de 18 millones de pesos), luego de pedir tan solo un plato de 55 dólares, es decir menos de 200.000 pesos colombianos.

La generosa familia acababa de visitar el parque acuático por primera vez y lo había disfrutado tanto, que ya estaban planeando su próximo viaje.

Cuando salían, el padre de familia pidió hablar con el gerente del restaurante y dijo que iba a dejar una buena propina, pero que esta debía repartirse entre todos los empleados, explica la cadena estadounidense.

“El mesero presentó el cheque, lo recogió y me lo trajo, y mientras lo miramos, ¡definitivamente fue el momento de asombro!”, dijo a Fox Monique West, directora de alimentos y bebidas del Great Wolf Lodge.

“Al igual que una generosidad increíble, sentimos un poco de incredulidad”, agregó West, quien señaló que la propina se repartía solo entre los 5 empleados que estaban trabajando en el turno del desayuno del domingo.

Los 5.000 dólares fueron repartidos entre 3 meseros, un anfitrión y un asistente, por lo que cada uno recibió mil, dinero que “les cambió la vida”, según dijo Monique West.