Con esa certificación, Lucio pidió en su solicitud de la nacionalidad estadounidense que le hicieran los exámenes en lenguaje braille, un sistema de lectura y escritura táctil para personas con discapacidad visual y ceguera, informó el Washington Post.

En un primer filtro, Lucio contestó de manera oral y correctamente todas las preguntas que le hicieron sobre Estados Unidos; sin embargo, en una segunda ronda, “no pudo leer una oración en inglés” y lo descartaron del proceso, agregó el diario.

Un agente del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) le confirmó a Lucio que si bien había recibido su solicitud de llevar a cabo el examen en braille, la entidad no tenía este lenguaje disponible, indicó el mismo medio.

Ese funcionario también le dijo al mexicano que lo único que podían hacer por él era agrandar la letra del texto, pero, claramente, la situación de Lucio no iba a cambiar, señaló el periódico.

Al final, el agente le comentó que le habían dado 3 oportunidades para que leyera la frase y, además, le recomendó hacer su solicitud de nuevo, aunque esta vez debía presentar una certificación de un oftalmólogo y no de un optómetra, reportó WTHR.

Ese medio añadió que contactó al USCIS para que diera declaraciones sobre lo sucedido; esta aseguró que desde lo ocurrido con Lucio, la entidad comenzó a ofrecer el examen de lectura en braile.

Sobre el hombre, WTHR señaló que el próximo 13 de marzo Lucio se reunirá con el USCIS con la esperanza de que esta vez sí le entreguen la nacionalidad estadounidense.