En las imágenes se ve cómo el felino camina cerca de un lago y se percata de que el reptil no había terminado de comerse un animal.

El leopardo se acerca sigilosamente para obtener un pedazo de la presa, pero el cocodrilo se lo impide y le muestra sus intimidantes colmillos.

Luego de varios intentos, el felino cambia de estrategia y finge irse del lugar, pero cuando ve que el cocodrilo pierde la guardia, se lanza hacia el lago, pero vuelve a fallar y tiene que retroceder.

Finalmente, el leopardo se da cuenta de que es imposible robarse la presa y se va del lugar sin obtener resultado.

“Si el cocodrilo hubiera querido, podría haberse comido al leopardo de postre”, “el tiempo de reacción de ese felino es increíble”, son algunos comentarios que se leen en la publicación en YouTube.

El video se volvió viral y ya tiene más de un millón de reproducciones: