El hombre, que había sido detenido por tráfico de mujeres y niños, volvió a ser capturado por la policía de Yongshan, luego de que esta recibiera pistas sobre el paradero del fugitivo, informó BBC citando un comunicado publicado en WeChat.

Inicialmente, las autoridades hicieron unas “búsquedas regulares” en la zona donde al parecer estaba Jiang, pero como no hubo resultados, utilizaron drones para revisar el área desde el aire, indicó la cadena de noticias.

Uno de los drones captó una teja azul que llamó la atención de la policía. Los oficiales se dirigieron hacia esa zona y, de esta manera, descubrieron que allí se ocultaba el fugitivo, agregó el mismo medio.

BBC señaló que, según la policía, Jiang había pasado tanto tiempo sin socializar que para él fue difícil comunicarse con los oficiales.

Al parecer, de acuerdo con la cadena, el hombre usaba “botellas de plástico para obtener agua potable de un río y ramas de árboles para hacer fuego“.

A continuación puedes ver algunas fotos del lugar donde Jian permanecía oculto:

WeChat.
WeChat.
WeChat.
WeChat.