Óscar González, jefe de la obra, indicó a RCN Radio que la gata parió 3 machos y una hembra. Entre ellos había uno que tenía 2 caras, 2 ojos, 2 lenguas y 2 bocas.

“La mamá es una gata gorda, vigorosa, simplemente hubo una mutación genética, pero todos los bebés están bien. Este gatito tomaba leche por una boquita y al otro rato tomaba con la otra boquita. Es algo chistoso y aterrador a la vez”, comentó González a la emisora.

Agregó que el extraño felino causó un gran asombro en el municipio y que la gente lo empezó a llamar ‘el gato famoso’.

“Es algo inusual y la verdad es que nunca nos había pasado una situación de esas. Mucha gente fue a verlo e incluso me llamaron y me escribieron al Facebook porque es algo increíble”, indicó Gonzáles al mismo medio.

La gata decidió llevarse al pequeño felino a una zona apartada por la gran cantidad de gente; actualmente se desconoce su paradero, informó la cadena radial.

El medio español Quo, especializado en temas de salud y tecnología, sostiene en un artículo que este fenómeno se relaciona con una anomalía llamada diprosopia, que se produce por “una alteración de la proteína SHH, la cual juega un papel determinante en el diseño de las estructuras faciales durante el desarrollo embrionario”.

Estas alteraciones de dicha proteína pueden provocar la duplicación del rostro completo o de algunas de sus partes, agregó el medio.