Por medio de un grabación, la propietaria de la residencia demostró que su inquilina vivía en medio de basura, comida descompuesta y excremento de perro, informó el Daily Mail.  

Según la mujer, la bloguera también le debía el pago de varias facturas de los servicios públicos. 

La grabación, que fue compartida en redes, tuvo un gran alcance porque los miles seguidores de Li se sintieron engañados, ya que la joven acostumbraba en sus publicaciones a vestir costosos trajes y a comer en los mejores restaurantes, agregó el medio inglés. 

En los comentarios, varios internautas prometieron no ver más los falsos contenidos de Li. 

De acuerdo con el portal, Li se disculpó con la propietaria de la vivienda y prometió limpiar el apartamento. 

“La responsabilidad recae en mí en este incidente. Ahora limpiaré, incluso durante la noche”, afirmó Li al medio Pear video, declaración que cita el medio británico.