En la publicación, el hombre resaltó la creatividad de la mujer con quien comparte su vida, pues la ‘quitada de piel’ consistió en ponerse una trusa que tenía dibujadas varias partes del cuerpo, como músculos, intestinos y algunos órganos, del cuello hasta los tobillos.

Además de reconocerle la “grandeza” a su esposa Verónica, el orgulloso marido se refirió al entusiasmo que debieron haber sentido los alumnos al tomar la clase.

Este es el trino de Mike, y que muestra el creativo y didáctico disfraz.

Llama la atención la biografía del orgulloso esposo, en la que dice estar enamorado de su mujer: “Un italo-suizo en España. Hostelero. Enamorado de mi mujer Verónica. Militante socialista. Buenos vinos y buena comida. Viajes, libros, cine, amigos y política.