De acuerdo con la agencia de noticias Europa Press, la policía de Nepal ha capturado a unas 9.000 personas que no han cumplido con la confinamiento obligatorio que se decretó el pasado 24 de marzo con la intención de frenar las contagios del COVID-19.

Al ver que esta situación no va a parar, idearon ese gancho extensible para mantener controlado al sujeto a distancia sin que haya contacto físico, explica esa agencia.

Después de iniciar con esta técnica, las autoridades de Nepal han capturado a unas 1.400 personas, detalla Europa Press.

“No solo es fácil de usar, sino que es muy seguro tanto para la policía como para los delincuentes”, dijo Pawan Kumar Bhattarai, superintendente del departamento de policía de Katmandú.

Nepal ha tomado la medida del aislamiento obligatorio a pesar de ser uno de los países con menos casos confirmados de COVID-19. Hasta la fecha solo se han reportado 5 contagiados, de los cuales uno se recuperó.