Me dormí un poco y me desperté en medio de la noche y estaba convencida de que todo era un sueño loco”, dijo la mujer australiana, citada por el Daily Mail, después de ganarse un millón de dólares australianos el pasado miércoles.

De acuerdo con ese diario, la australiana vio que los números que llevaba jugando por una década por fin eran los ganadores, pero le pareció tan irreal que se fue a su cama a dormir.

Nunca imaginé estar libre de hipoteca a los 40 (años). Es un gran alivio. Todavía estoy en estado de shock. Ciertamente va a cambiar la vida. ¡Tendré que celebrar esta noche! ¡No tengo idea de cómo pasaré el resto del día en el trabajo!”, agregó al mismo medio.

Pues la feliz ganadora utilizará la mayor parte de su ganancia para pagar la deuda de su casa y luego hará un gran viaje con su familia.

He estado usando los mismos números durante mucho tiempo y tuve la extraña sensación de que iba a suceder pronto, que ganaría mucho. ¡Y ahora sí! Es increíble”, finalizó la nueva millonaria.