El CEO de Volvo, Håkan Samuelsson, explicó durante una conferencia digital que el coronavirus va a agilizar el ritmo de cambio en la industria y que es ingenuo creer que después de algunos meses todo volverá a la normalidad, según informó Gizmodo. 

Además, Samuelsson cree que cualquier esfuerzo del gobierno por subsidiar la recuperación del sector automotriz debería ir dirigido al respaldo de vehículos eléctricos y nuevas tecnologías, añadió el mismo medio.

Si los gobiernos subsidian un retorno al viejo mundo, creo que sería una pérdida de dinero. Deberían usar el dinero para promover nuevas tecnologías como planeaban hacerlo antes del coronavirus”, informó electrek.

El CEO de Volvo también dijo que las ventas en línea con entrega y servicio remotos reemplazarían las salas de exhibición tradicionales de los concesionarios de automóviles, lo cual genera un cambio para las ventas de los carros a nivel mundial.

La compañía planea lanzar un carro totalmente eléctrico cada año hasta el 2025. Volvo también quiere que esta gama de vehículos represente el 50 % de sus ventas globales, señaló el mismo medio.