El caso fue denunciado a través de redes sociales por el periodista Miguel Palta, con un fragmento del video que muestra a un joven, de la comunidad afro, cuando golpea al indefenso animal con una chancleta.

El agresor, según se escucha, le recrimina al animal por supuestamente haberse comido unos pollos, mientras lo sigue golpeando en el hocico.

“Deja de estar robando pollos. Esos pollitos ajenos que te comes, gran p…, esos te los voy a cobrar ahoritica”, dice el joven, y las personas que lo acompañan ríen a carcajadas.

Como si no le bastara con lo que ha hecho ya, el victimario vuelve a golpear a la zarigüeya esta vez a bofetadas, y las risas son más fuertes. Las expresiones del pequeño animal dan muestras del dolor que está sufriendo, y el video se corta allí sin que ninguno de los presentes haga algo para evitar el brutal castigo.

La grabación despertó la indignación en las redes y desde la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), condenaron este hecho, que se habría registrado en el departamento, y pidieron a autoridades y ciudadanía ayudar a ubicar a estas personas.

Esto es tortura, es un delito penal y estoy dispuesto a ir hasta las últimas instancias para judicializar a estos jóvenes que están atentando contra nuestra fauna”, manifestó el director de la CVC Ambiental, Marco Suárez, por medio de un video.

El funcionario dijo que ya está investigando con los técnicos “en Buenaventura y en el departamento” para tratar de identificar a los maltratadores de animales.