Así lo manifestaron en Noticias RCN varios viajeros que llegaron a la Terminal Salitre del occidente de Bogotá, para salir a municipios cercanos como Girardot y Melgar.

En audios reproducidos por el informativo se escucha a los vendedores de tiquetes ofrecerlos al casi el doble del precio que se manejaban antes de la emergencia provocada por la pandemia.

Para ir a Melgar, por ejemplo, empresas de transporte terrestre del terminal de Bogotá están cobrando hasta 35.000 pesos; un recorrido que no supera las 2 horas y media de viaje.

Para Villavicencio el tiquete vale 40.000 pesos, y ni contar el precio del pasaje para ir al Espinal: 60.000 pesos.

Los pasajeros aseguran, de acuerdo con el medio, que el excesivo cobro se debe a que los buses no pueden ir con el cupo completo, pues una de las condiciones para volver a funcionar es mantener la distancia social.

El terminal del Salitre, así como el aeropuerto El Dorado, fue uno de los primeros lugares al que los ciudadanos se dirigieron en el primer día de la nueva realidad.

A partir de este martes, las carreteras de la ciudad quedan habilitadas para todos los ciudadanos, al igual que 14 rutas nacionales con las que el aeropuerto de Bogotá reinició su operación.

Para viajar en bus se deben tener en cuenta la siguientes normas implementadas por el Gobierno:

  • No consumir alimentos.
  • No viajar con mascotas, cobijas o almohadas.
  • Evitar llevar muchas maletas.
  • No hablar por télefono dentro del vehículo.