En ese sentido, Nicolás García, gobernador de Cundinamarca, advirtió en Twitter que desde este primero de septiembre se harán controles estrictos de vehículos y biciusuarios que viajen a los municipios del departamento.

Si se evidencia que hay un riesgo de salud para los cundinamarqueses, dijo García, se implementarán nuevas medidas restrictivas como el “pico y placa para ingresar a algunos municipios” y la disminución de ocupación de establecimientos que ya empezaron a funcionar en nueva realidad.

Y es que a partir de este primero de septiembre, los viajes por carreteras de Cundinamarca está permitidos. Los ciudadanos podrán ir  en transporte público y particular siempre y cuando cumplan con las condiciones; si esto no sucede, la medida del pico y placa empezaría a implementarse, en primera instancia, los fines de semana, aseguró Noticias Caracol.

Con el comienzo de la nueva realidad ya se registró un alto flujo de vehículos intentando ingresar a municipios de Cundinamarca.

A eso se le suma que durante el fin de semana se evidenció aglomeraciones en el restaurante Andrés Carne de Res, de Chía.

García podrá tomar esa decisión sin necesidad de tener autorización del Gobierno Nacional, explicó en el noticiero el viceministro del Interior, Daniel Palacio, ya que no se trata de una medida de orden público.

Actualmente, en Bogotá, vecina de varios municipios de Cundinamarca, no rige el pico y placa; si el gobernador implementa la medida restrictiva, los ciudadanos de la capital la deberían tener en cuenta para poder hacer planes fuera de la ciudad.

Para garantizar que se cumplan las medidas de seguridad, la Gobernación ya instaló puntos de vigilancia, dijo CM&, en varios lugares como:

  • Chía
  • Sopó
  • Cajicá
  • Cota
  • Tenjo
  • Tabio
  • Zipaquirá
  • Mosquera
  • Subachoque
  • Girardot

En salidas de Bogotá se están haciendo controles, según el noticiero, en:

  • Autopista Sur
  • Autopista Norte
  • Calle 80
  • Calle 13 salida
  • La Calera
  • Carrera Séptima