Son alrededor de 80 vuelos nacionales los que saldrán de la terminal aérea de la capital, en su primer día de operaciones tras ser cerrado en marzo pasado por la emergencia provocada por la COVID-19.

“Para que se hagan a una idea antes de la pandemia estábamos con cerca de 850 vuelos diarios. Es un monto pequeño y está dentro de lo que nos ha autorizado el Gobierno local y nacional”, dijo Andrés Ortega, gerente de Opain, empresa que administra el aeropuerto, en una rueda de prensa.

Agregó: “Tenemos más o menos unos 8.000 pasajeros confirmados hasta ahora, probablemente hay muchos que están haciendo reservaciones para tomar sus vuelos”.

14 rutas nacionales

En un principio se operará ese número en el Aeropuerto El Dorado hacia ciudades como Medellín, Cali, Cartagena de Indias, Pereira, Santa Marta, Bucaramanga, Cúcuta, Montería, San Andrés, Villavicencio, Pasto y Leticia por las aerolíneas Avianca, Easy Fly, Satena, Latam y Viva Air.

Por ahora al único destino para el que se exige tener una prueba negativa de COVID-19 es la isla de San Andrés, la cual debe ser realizada máximo 48 horas antes del viaje, mientras que para el resto de ciudades este no es un requisito.

El gerente de Opain manifestó que en esta etapa la principal clave es el autocuidado.

“Esperamos que las personas sean responsables, que no se aglomeren”, expresó y agregó que los viajeros deben tener tanto en la terminal aérea como en el avión el “tapabocas cubriendo nariz y boca”.

Igualmente dijo que a El Dorado no podrán asistir visitantes ni acompañantes, a menos que sea estrictamente necesario, y que los viajeros deberán hacer el ‘check-in’ en sus casas.

Si llevan maletas de bodega, los viajeros no tendrán contacto con nadie y tendrán autoservicio de chequeo de equipaje.

Protocolo de bioseguridad en El Dorado

“Hemos hecho la coordinación con todas las entidades y organizaciones que prestamos servicios en el El Dorado para que los viajeros cuenten con un equipo de personas enfocadas en facilitar su experiencia y en hacer que su paso por el aeropuerto sea seguro y cómodo, teniendo como prioridad la salud”, explicó Ortega.

En ese sentido detalló que como parte del estricto protocolo de bioseguridad para los viajeros, el aeropuerto ahora cuenta con 1.200 dispensadores de gel antibacterial, 522 lavamanos, 40 de ellos portátiles y ubicados en las zonas públicas, 40 tapetes de desinfección de zapatos y 137 canecas de basura.

“La reapertura de El Dorado impulsará gran parte de la economía nacional y la reactivación de los sectores productivos del país. Sin duda, el inicio de operaciones del aeropuerto es una gran noticia para todos los colombianos que podrán realizar sus desplazamientos por el país de una manera segura”, concluyó Ortega.