Fue en ese procedimiento de desalojo, en el que participaron Policía, Esmad y funcionarios de la Personería y de la Alcaldía de Soacha, en donde se produjo un enfrentamiento entre autoridades e invasores de un terreno que avivatos les negociaron de manera irregular.

La situación se salió de control y en la zona se escucharon varios disparos, al parecer provenientes de quienes estaban en la parte alta de la montaña, como se aprecia en estos videos que circulan en redes.

De un momento a otro, varias personas se aglomeraron alrededor del cuerpo de un niño, de 15 años, que estaba tendido en el piso luego de que uno de esos disparos hiciera blanco en su cuerpo.

“Perros… todos esos hijueputas están dando bala, matando a la gente… malditos”, dicen varias personas, que acompañan a quienes cargan el cuerpo del menor en busca de un carro para llevarlo a un hospital.

Aunque en las grabaciones no queda claro quién hizo esos disparos, las denuncias en redes sociales apuntan hacia la “brutalidad policial”, según dijo el presidente de Fecode, Nelson Alarcón, en Twitter.

El dirigente rechazó este acto e identificó a la víctima como Mateo Aldana, y dijo que era estudiante del grado 801 del colegio distrital Buenos Aires, en Soacha.

A esta denuncia se sumaron varios activistas, abogados y defensores de derechos humanos, que difunden las grabaciones para pedir que se investigue y aclare el asesinato de este menor.

La realidad es que esta tragedia ocurrió en medio del agitado operativo para expulsar a estas personas de allí, y no queda claro si fue antes o después que manifestantes atacaran con palos y piedras a los funcionarios que adelantaban las labores de desalojo.

De estas agresiones también hay imágenes, y allí se observa cuando una turba enfurecida arremete y destruye los vehículos en donde se movilizaba el personal que lideraba esta diligencia.

De hecho, el medio local La Voz de la Comunidad compartió fotos de al menos tres vehículos completamente destruidos, y aseguró que también hubo disparos de parte de la comunidad.