Los pobladores destacaron que gracias al Acuerdo de Paz firmado en 2016, hoy las Farc han salido de su territorio, sin embargo, ante ante la falta de implementación del mismo, el Eln ha llenado estos espacios, fortaleciéndose militarmente e incrementado sus agresiones a la población civil, de acuerdo con una carta conocida por Blu Radio.

Asimismo, según la premisa enviada directamente al presidente Iván Duque,  la fuerza pública no ha sido efectiva en combatir las nuevas formas de paramilitarismo y las bandas criminales que hacen presencia en el territorio.

“El Gobierno Colombiano no ha sido efectivo en garantizar los derechos de esta población”, dice el documento.

Miembros de la Diócesis de Quibdó y de comités territoriales, destacaron que se están repitiendo los acontecimientos de 2004, cuando denunciaron al entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, la violación de los derechos humanos y de las comunidades afros e indígenas del municipio, por parte de los criminales.

“Hoy, cuando nos disponemos a recibir los restos mortales de nuestros seres queridos que fueron vilmente masacrados el fatídico dos de mayo de 2002 para darles cristiana sepultura, se ciernen nuevamente sobre nuestros pueblos y territorios hechos amenazantes de desplazamientos, confinamientos, masacres, torturas, desapariciones, reclutamientos, violaciones que creíamos que podían ser superadas”, enfatiza la carta.

Por lo anterior, las comunidades solicitaron a Duque, honrar e implementar el Acuerdo de Paz, garantizando la seguridad y los derechos constitucionales del pueblo indígena y afro de Bojayá.