Liderados por un ‘youtuber’, que se hace llamar ‘el ingeniero’ y tiene más de 90.000 suscriptores en su canal, aproximadamente 10 conductores transitaron varios minutos por la avenida Boyacá al límite de velocidad impuesto, que es de 50 kilómetros por hora.

Incluso, destacan que en algunos tramos de esa avenida principal que atraviesa la ciudad de norte a sur, el límite baja intempestivamente de una cuadra a otra a 30 km/h.

Según la explicación que da el ‘youtuber’ en el video, lo hacen para criticar la implementación de las nuevas cámaras con las que se impondrán fotomultas a los bogotanos, y detalla: “El hecho de que implementen tecnología para el control de tráfico es bueno, pero los límites de velocidad son absurdos, descabellados y muy exagerados, nos van a llenar de multas a todos”.

Las imágenes demuestran que no solo aumentó el flujo vehicular por minuto en la vía, sino que se formó un largo trancón detrás de ellos. Además, puso a prueba la tolerancia de muchos conductores en la capital.

Las ‘cámaras salvadidas’, como las denominó la administración Distrital, “recogen evidencias para sancionar infractores que exceden la velocidad al tiempo que previenen fatalidades en las vías” y comenzaron a operar desde el pasado 29 de octubre en diferentes puntos de la ciudad, que fueron informados en un comunicado.

No obstante, vale la pena resaltar que la Alcaldía de Bogotá impuso esos límites de velocidad argumentando que con ellos se ha logrado disminuir el número de muertes por accidentes de tránsito.

“Durante el primer semestre de 2019 se salvaron un total de 40 vidas en las vías de Bogotá, al pasar de 267 víctimas mortales en 2018 a 227 este año, lo que representa una reducción del 15 %”, indicó la Secretaría de Movilidad en julio pasado.

Actualmente son nueve las vías principales que cuentan con esa restricción. La Boyacá, la Ciudad de Cali, las Américas, la carrera 68, la Primero de Mayo, la NQS o carrera 30, la Suba, la calle 13 y la Villavicencio.

Así de desarrolló el experimento: