En primera medida, el expresidente Álvaro Uribe habla de crear una o dos altas cortes “que no tendrían funciones electorales respecto de las otras ramas del poder público”. 

La propuesta indica que los magistrados de esas altas cortes, que deberían dar celeridad a la justicia —según dice—, deben ser mayores de 55 años, ocupar el cargo por 12 años “o hasta una edad de retiro forzoso o vitalicio” y serían elegidos por una votación aprobada por el Senado. 

Asimismo, el exmandatario propone un tribunal de aforados “para crear independencia en el juzgamiento de los congresistas y de los magistrados” y una comisión de 30 miembros que implementen el referendo o que le “proponga al Congreso las medidas; si éstas no fueren adoptadas dentro de los 6 meses siguientes, el presidente podrá expedirlas mediante decretos con fuerza de ley“.

Luego, Uribe se refiere a la idea de acabar con la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) o, en su defecto, reformarla “de fondo”. Para la primera opción, propone que se trasladen sus funciones a la justicia ordinaria, pero manteniendo los  beneficios judiciales. Para la segunda alternativa plantea cambios como: 

  • Reducir el periodo de los magistrados de la JEP.
  • Garantías judiciales para miembros de las Fuerzas Militares, a través de una sala especial para juzgar a los uniformados.
  • Libertad condicional para miembros de la Fuerza Pública condenados después del 1 de diciembre del 2016, y que hayan pagado 5 años de prisión, exceptuando a aquellos sentenciados por abuso sexual, secuestros, terrorismo o delitos contra el Estado. 

En el borrador, Uribe también señala que se debe expulsar del Congreso a los parlamentarios involucrados en crímenes de lesa humanidad, haciendo clara referencia al caso del senador Farc Carlos Antonio Lozada, que reconoció que ejecutó el atentado contra Álvaro Gómez Hurtado, por lo que el Gobierno le pidió a la JEP revisar si debía ser excluido del Senado.

Además de publicar el documento con las propuestas, el también excongresista grabó un video (el que aparece a continuación) en el que dio a conocer las propuestas.

Las reformas a la justicia, impulsadas por el uribismo, tomaron fuerza desde que al expresidente le ordenaron casa por cárcel por el caso de falsos testigos por el que es investigado.

Este es el borrado del referendo que propone Uribe: