“Es un hecho cuya responsabilidad es de la Red Urbana Antonio Nariño, de la cual yo era comandante en ese momento“, dijo el senador a El Espectador.

Según Gallo, el homicidio de Álvaro Gómez Hurtado fue perpetrado por cuatro pistoleros que posteriormente fueron asesinados. Dos de ellos a manos de la policía.

La orden la dio el secretariado y la recibí de Jorge Briceño [alias ‘Mono Jojoy’], que era el comandante a quien yo le atendía órdenes”, explicó Lozada, añadiendo que Manuel Marulanda, alias ‘Tirofijo’, también estaba enterado.

Asimismo, el exguerrillero dijo que cree que las versiones que implican a fuerzas del Estado en el magnicidio surgieron porque “alrededor del sitio había un carro o una operación secreta de inteligencia y ese primer indicio, que es una coincidencia, llevó a que, en medio del ambiente político tan caldeado, se tejieran interpretaciones por parte de los organismos de inteligencia”.

Además, señaló que en ese tiempo se detuvo a milicianos que no tenían que ver con el hecho y no pudieron dar razón del mismo, por lo que se desestimó la posible participación de las Farc en lo sucedido. Sin embargo, también dijo que se ocultó la muerte de los verdaderos responsables en la llamada ‘masacre de Mondoñedo, por lo que se permitió que otras hipótesis cobraran importancia.

Sobre los motivos del asesinato, Lozada aseguró que “la decisión estaba tomada desde la fundación de las Farc“, pues creían que “el discurso de Gómez Hurtado fue el detonante que nos embarcó a todos en una guerra de 50 años”.

Asimismo, coincidió en parte con Rodrigo Londoño sobre el por qué nunca se adjudicaron la autoría del hecho: “Al ver el escándalo de la pelea entre sectores del poder, se tomó la decisión de mantenerlo en reserva hasta que se considerara el momento”, confesó.