El anuncio lo hizo el exsenador Álvaro Uribe Vélez a través de su cuenta en Twitter, este martes en la noche, y dijo que el equipo ya está en manos de la Fiscalía General.

El político explicó que el magistrado César Reyes, que llevaba la investigación en su contra en la Corte Suprema de Justicia por supuesta manipulación de testigos, fue el que entregó el teléfono, que sería clave para el desarrollo de la investigación en su contra.

El mismo expresidente Uribe había dicho, en otro trino, que según sus abogados el “magistrado Reyes no ha entregado el celular” a la Fiscalía, ya que el Inpec se lo decomisó a Juan Guillermo Monsalve hace un año en su sitio de reclusión.

Para ese momento, el Inpec aseguró que en la celda de Monsalve había, además del teléfono, un computador portátil, varias sim card y una impresora, y que en el área compartida también encontraron botellas de licor y videojuegos.

Monsalve, testigo contra Uribe, habla del celular que le decomisó el Inpec

Al respecto, Monsalve se refirió al decomiso del celular y el computador y dijo, en entrevista con María Jimena Duzán (el pasado 8 de febrero), que su temor es que le hayan hecho algún montaje con la información que tenía en esos dispositivos.

“La cosa es que la Fiscalía le puede hacer a uno cualquier montaje, cualquier falso positivo”, dijo el testigo, y advirtió que teme que puedan atentar contra su vida y hacerlo pasar como si se hubiera suicidado.

Como quiera que haya sido, la información que contiene este celular podría ser crucial para la investigación del caso contra el exsenador Uribe, ahora que Monsalve se negó a declarar ante la Fiscalía con el argumento de que está recibiendo presiones, como denunció su abogado Miguel Ángel del Río, en esta entrevista con Noticias Uno.