Según ellos, la Fiscalía no tiene competencia para llamarlos a declarar en el caso de Álvaro Gómez Hurtado, y por eso no asistieron a las diligencias que tenían programadas para el 4 y 5 de noviembre.

Timochenko‘ y Lozada, confeso ejecutor del atentado contra el abogado, les hicieron saber su decisión al ente acusador a través de un oficio enviado por sus respectivos abogados, que según Caracol Radio dice que la Fiscalía puede obtener el testimonio de los líderes del partido Farc a través de la Jurisdicción Especial de la Paz (JEP),  donde sí hablarán.

“Consideramos que, en el marco de la colaboración armónica entre la JEP y la Fiscalía General de la Nación, este órgano investigador puede solicitar el traslado de las pruebas practicadas en el marco del ofrecimiento de verdad anticipada otorgada por las Farc, no solo con respecto al caso de los señores Gómez Hurtado y Huertas Hastamorir, sino a la gran parte de casos que continúan sin ser esclarecidos”, señala el documento, citado por el medio.

Al respecto, Lozada aseguró en Blu Radio que su inasistencia a la solicitud de la Fiscalía no es un acto de rebelión, sino que se trata del debido proceso, y asegura que lo dirán todo sobre el magnicidio de Gómez Hurtado pero solo ante el tribunal de paz.

“Teníamos una audiencia en la JEP, esta fue aplazada en virtud de un recurso que interpuso la familia Gómez y, hoy, lo que estamos enviando es una carta a la Fiscalía, en la que explicamos que, atendiendo al debido proceso, siendo la JEP nuestra jurisdicción natural, la Fiscalía podrá acceder a esas declaraciones que daremos a través de las solicitudes y la colaboración con la jurisdicción especial. No hay ninguna rebelión estamos acudiendo a las citaciones” aseveró.

El ente acusador había citado a los líderes del partido Farc, así como a la exsenadora Piedad Córdoba, para conocer quién más está detrás del asesinato del líder conservador, perpetrado hace 25 años.

Los que no estén en el marco del acuerdo de paz serán juzgados por la justicia ordinaria.