El ente acusador le solicitará a la exsenadora que cuente lo que dice saber sobre el crimen del abogado, perpetrado el 2 de noviembre de 1995, por el que ella dijo que había militares “pagando los platos rotos”, indicó La W.

Y es que hace unas semanas, cuando el expresidente Juan Manuel Santos se reunió con líderes del ahora partido Farc, Córdoba les pidió que encontraran la verdad sobre el magnicidio del líder político, como se lee en el siguiente trino:

De paso la exparlamentaria les solicitó que le contaran la verdad al expresidente Ernesto Samper, investigado por el asesinato de Gómez Hurtado.

Pero esta hipótesis, por la que el Centro Democrático le pidió a la Fiscalía interrogar a exguerrilleros que se acogieron al acuerdo de paz, no la cree la familia de Gómez Hurtado, que asegura que Córdoba quiere limpiar la imagen de Samper.

Al respecto, Mauricio Gómez, hijo del asesinado abogado, aseguró en un artículo de El Tiempo que esa versión es “infame”.

“Piedad Córdoba, conocida amiga de Ernesto Samper, dice que tiene pruebas de que a Álvaro Gómez Hurtado lo mataron las Farc. Una tesis vieja y absurda que no tiene el menor asidero probatorio”, escribió el hijo de Gómez Hurtado.

El hijo del asesinado abogado agregó en Blu Radio que el extinto DAS “estaba siguiendo diariamente” al político cuando lo mataron.

Según Gómez (hijo), lo que buscan es culpar a guerrilleros de la entonces guerrilla de las Farc que ya murieron, para así dejar de investigar el magnicidio.

Recientemente, Córdoba alertó acerca de tres supuestos atentados en su contra, a propósito del ataque que los escoltas de ella sufrieron en Bogotá; según la Policía esa última situación se dio en medio de un atraco.