En su cuenta en Twitter, la excongresista habló de tres situaciones recientes en las que la integridad de hecha y su familia han estado en riesgo.

La primera de ellas, dijo, fue en Medellín en el año 2019: “Entran a mi casa, apuntan a mi hijo con un arma”. Ese día las autoridades le dijeron que “fue un atraco”.

El segundo hecho también fue el año pasado, pero en Bogotá: “Entraron a mi casa y se llevan computadores”. La respuesta de los investigadores, contó, también fue que se trató de “un atraco”.

Y la tercera situación fue la que se presentó en la noche del miércoles, también en la capital, cuando su esquema de seguridad fue atacado; los vehículos en los que transporta la exparlamentaria quedaron con los impactos de bala.

“Anoche 8 hombres disparan y se llevan un arma”, dijo y añadió que nuevamente el Gobierno nacional y la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, atribuyeron el hecho a un “atraco”.

Allí finalizó su trino lanzando una frase en la que es evidente que no le gusta la respuesta de las autoridades ante los reiterados casos de violencia contra ella y su entorno: “Una de dos, o los atracadores andan con mi foto, o no son ‘atracos'”.

Aún así, respondió el saludo de solidaridad de la mandataria de los bogotanos, devolviéndole el abrazo que ella le había enviado.

Pero eso no fue todo, Piedad Córdoba también dijo que agradecía la reacción de la Policía, pero que les dejaba una pregunta sobre el hecho:

“¿Quién moviliza 8 hombres armados en varios vehículos para atacar a una camioneta y finalmente solo robar un arma?”.

Incluso, en W Radio, la senadora dijo que tenía claro que “esto no se trata de un hurto” y hasta señaló una molestia con sus escoltas: “Ellos, tal vez por no preocuparme, no me dijeron que desde por la mañana estaba al frente de la casa. Es más, hoy tenía pensado ir a la UNP para poner en conocimiento unos mensajes que me han llegado y unos mensajes que me han hecho para tratar de saber de dónde vienen. Lo único que sé es que esto es muy similar a lo que pasó cuando me secuestraron“.

Además, lanzó un último comentario relacionado con el hecho, por el que un hombre ya fue capturado:

Pero la exsenadora no quiso dejar los motivos del posible atentado en el aire y recordó que días antes había anunciado que tiene “información muy seria, clara y contundente” sobre quién ordenó matar al excandidato presidencial Álvaro Gómez Hurtado y tenía pruebas que mostraría.

Piedad Córdoba señaló que está en desacuerdo con que “gente que no tuvo nada que ver [en el magnicidio] esté en la cárcel” y que por eso está trabajando para contar algo sólido a la Comisión de la Verdad porque el país “no puede seguir así y las cosas se tienen que saber”, así la asesinen, dijo.

Ante esas afirmaciones, Julio Sánchez Cristo, director del noticiero de la emisora, señaló que era necesario un esquema de protección más estricto para la exsenadora.