Dicho operativo tuvo lugar en Riosucio, Chocó, donde estaba el campamento del criminal. Allí, ‘Marihuano’ tenía un centenar de fotos de mujeres y niñas con sus datos personales.

Con esa información, él se aprovechaba para esclavizar sexualmente a las jóvenes. De acuerdo con Noticias Caracol, ‘Marihuano’ las reclutaba y las llevaba a sus campamentos en donde las obligaba a hacer todo tipo de atrocidades. 

Relato de víctima de ‘Marihuano’

“Un día me buscó un fin de semana. Estábamos parchando en un lugar en Medellín y me dijo que si íbamos a una fiesta a una finca y yo le dije que sí”, dijo una de las mujeres que fueron víctimas del capo.

En el informativo, la joven dijo que el delincuente pagaba entre 10 y 30 millones de pesos dependiendo de lo que las pusiera a hacer. A las menores de edad —de otro lado—, les ofrecía propiedades y cirugías plásticas

Si embargo, cuando llegaban al escondite del narco, quedaban incomunicadas y desprotegidas. En ese punto, eran sometidas. 

“Cuando ya sabíamos de quién se trataba, la cosa no era tan divertida. Ellos conocían todo de nosotras, de nuestras familias, de dónde vivíamos y ya no podíamos echarnos para atrás. Ya sabíamos qué nos podía pasar o a nuestras familias”.

De acuerdo con Noticias Caracol, las mujeres podían pasar hasta 15 días en las fincas, obligadas a estar cerca de narcotraficantes mexicanos que negociaban con ‘Marihuano’.

‘Marihuano’ sobornaba o amenazaba a padres de sus víctimas sexuales

Cuenta el medio que a muchos padres de las niñas los amenazaban para que no los denunciaran. De otro lado, también los compraban dándoles fincas a cambio de la virginidad de las menores.

El coronel Jorge Vargas, director de la Policía señaló que había toda una “organización de explotación sexual en varios países de Centroamérica”. 

Video del testimonio de una de las víctimas de ‘Marihuano’: