La situación se presento, según Blu Radio, el pasado viernes en la noche en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) Centro de Medellín, aunque el video se hizo viral este lunes.

En las imágenes se escucha que un policía se acerca a la oficina de la fiscal para presentarle al detenido por el delito de receptación de celulares decir, el hombre portaba un equipo reportado como robado.

No obstante, en el video se observa que la funcionaria se incomoda con el hecho, pues argumenta que hay hacinamiento y que los calabozos están llenos de capturados para recibir más personas. Además, señala que esa situación puede convertir el sitio en “un foco de contagio”.

Pese a que el uniformado le sustenta a la funcionaria que está cumpliendo con su deber de capturarlo y presentarlo ante la autoridad competente como es debido, ella se niega a dejarlo retenido, e incluso, amenaza al uniformado con compulsarle copias (abrirle una investigación) por no entender el riesgo de la pandemia.

Ante la indignación de muchos ciudadanos por las respuestas de la mujer, la Fiscalía emitió un comunicado en el que detalla:

“Se inició una investigación disciplinaria en contra de la funcionaria. No obstante, se agotarán los recursos que permitan establecer lo ocurrido y las responsabilidades.

Esta fue la conversación que sostuvieron la fiscal y el policía durante su disputa por el capturado; enseguida encontrará el video completo de lo sucedido.

Policía: doctora, buenas noches. Doctora, la incómodo. Yo traigo una persona captura por el delito de receptación de celular.

Fiscal: ay no, ‘mijo’, yo no le puedo creer… ¿Usted sabe cómo está eso abajo?, con esos focos de contagio tan grandes que tenemos aquí.

Policía: sí, doctora, yo la entiendo en esa parte, pero de igual manera es una infracción al Código Penal Colombiano.

Fiscal: para vos que lo capturaste, okey.

Policía: ¡sí, señora!

Fiscal: a riesgo de que cualquiera de los fiscales te pueda compulsar copias, ¿cierto?

Policía: ¿por qué, doctora?

Fiscal: por muchas razones… porque prima en este momento el interés general sobre su particular. Le estoy hablando de la pandemia.

Policía: sí, señora.

Fiscal: entonces, aquí cualquiera de nosotros podría compulsarte copias… Correcto. Ya si tú quieres dejarlo, ¡déjalo!

Policía: sí, es que hay que dejarlo a disposición, doctora, porque el equipo tiene un reporte de hurto y robo.

Fiscal: aquí todos los días llega un reporte de hurtos de celulares. Yo he recibido varias incautaciones de celulares.

Policía: doctora o si de pronto…

Fiscal: no, yo no. ¿Usted fue quién lo detuvo? Okey, ¿usted me está preguntando a mí?, ¿usted lo va a dejar?

Policía: se lo voy a presentar.

Fiscal: pues déjelo, eso es todo. Usted me vino a preguntar, pues te respondo. Ya me acordé, aquí los que capturan son ustedes, los que resolvemos la situación jurídica somos los fiscales. Tú lo capturaste, tú lo quieres dejar.

Policía: listo, doctora. No hay ningún problema.

Fiscal: la mayoría de sus compañeros indagan, solo hacen un informe y hacen la incautación. ¡Pregunte!

Policía: Y entonces, en este caso, doctora, si la persona no va a ser capturada en la URI Centro, me podrían emitir una constancia.

Fiscal: no, el que captura es usted y los que resolvemos somos nosotros… Te estoy sugiriendo que la situación que estamos viviendo, no solo aquí sino a nivel mundial, no nos está permitiendo a nosotros dejar más gente aquí abajo. Abajo está un foco de contagio impresionante. ¿Y por un celular?

Policía: es que el joven tiene un celular hurtado.

Fiscal: ese no es el único que traen aquí por celulares… Usted y yo nos estamos desgastando. ¿Usted lo trajo capturado? ¿Lo va a dejar a disposición?

Policía: sí, doctora.

Fiscal: déjelo, mijo, que ya la doctora o yo, resolvemos qué vamos hacer con él y con usted. ¿Le parece?

Policía: bueno, doctora.