Aunque el boletín preliminar había establecido su intensidad en 4,3, el informe actualizado le subió la magnitud a 4,6 y determinó que había tenido una profundidad de 148 kilómetros.

Esto último hizo que el sismo no fuera particularmente perceptible, aunque en redes sociales reportaron haberlo sentido en Boyacá, Cundinamarca, Antioquia, Caldas e incluso Tolima.

En el transcurso del jueves, el Servicio Geológico también había reportado otro temblor en ese mismo municipio, pero de solo 3,2 grados de intensidad.

La noche de este miércoles también se produjo un sismo de similar magnitud, 4,7 grados, pero con epicentro en Unguía, Chocó.

Hasta la madrugada del viernes no se reportaron víctimas ni daños materiales.