En las últimas horas, el periodista Jorge Espinosa, de Caracol Radio, aseguró en Twitter que la hija de Laureano Martínez, Angie Camila Martínez, denunció que las pertenencias de su padre fueron incineradas por orden del exfuncionario.

Según Espinosa, entre las cosas están un computador de mesa y dos tabletas; además, elementos de electrodomésticos como una nevera, una estufa, tres televisores, un equipo de sonido con bafles, una lavadora, una torre de sonido, una impresora y otros elementos como cajas de herramientas y un sofá.

Además, mostró un documento firmado una mujer que le prohíbe sacar esos elementos de la hacienda ‘el Morro’ hasta que “no se haga una entrega formal de la motosierra grande, machetes y guadaña”.

No obstante, el periodista dijo tener un audio en el que Angie Martínez afirma que tiene información de que ahora todas esas cosas no son más cenizas:

En ese audio, ella entrega detalles de cómo obtuvo esa información, según cita El Espectador. El relato de Angie Martínez se da luego de que contactara a un trabajador de la finca:

“El señor Sanclemente y su administrador convocaron una reunión unos días antes y quemaron todas las cosas. El señor Sanclemente dio la orden de que sacaran todo y quemaran todo. Nuestros electrodomésticos, nuestra ropa, todo, todo”.

Laureano Martínez, quien estaría siendo intimidado con estas acciones, es pieza clave y testigo de la Fiscalía para esclarecer el hallazgo de un laboratorio de procesamiento de cocaína en un predio de Fernando Sanclemente, en Guasca (Cundinamarca), que él administraba.

Justamente, en un video que se conoció este lunes y que difundieron varios medios como Cuarto de Hora, el exfuncionario del Gobierno de Iván Duque insistió en que ni él ni su familia están involucrados en la instalación de dicho laboratorio en su predio:

Pero además, en otro fragmento que divulgó CM&, Sanclemente señala que se constituirá como víctima en el proceso:

“He sido severamente lesionado en mi integridad, en mi buen nombre; mi familia ha sido también cuestionada y por supuesto patrimonialmente hemos sido severamente afectados”.

Mientras tanto, la Fiscalía aún no define su situación jurídica y si tuvo o no participación en el hecho. Incluso, hace poco en un audio que se filtró de una conversación de Vicky Dávila se conoció que las autoridades estarían estudiando la hipótesis de que él sí sabía.

La entidad hace poco dijo que continúa trabajando para identificar a los determinadores responsables directos e indirectos, y especialmente a los financiadores y benefactores de la instalación de dicho laboratorio para procesar cocaína.