Y es que la restricción no era para menos, los antecedente no son buenos, y, con la llegada de la época decembrina, la ciudad se alista para recibir el mes más alegre del año, por lo que hay que tomar precauciones ante el comportamiento inadecuado de unos pocos vándalos.

El centro de la capital se está preparando para encender las luces navideñas e iluminar a una ciudad que en las últimas semanas ha vivido uno de sus momentos de orden público más complicados.

Por eso, inicialmente, Enrique Peñalosa les había dicho a los promotores del paro, que siempre han terminado sus manifestaciones en la popular plaza capitalina, que no podían llegar a este punto durante diciembre.

No obstante, quizás pensado en un regalo navideño para centrales obreras, estudiantes y organizaciones sociales, Peñalosa cedió y les dio el aval para que las manifestaciones de este miércoles, como es costumbre, tengan su epílogo bajo la mirada de la estatua de Simón Bolívar.

Estatua que el pasado 21 de noviembre (cuando comenzaron las manifestaciones del paro nacional) vio cómo decenas de vándalos destruyeron las vallas de protección que la rodeaban, se subieron a ella, le retiraron la polisombra que la cubría y comenzaron a rayarla, como lo reportó Blu Radio en su momento.

En esa oportunidad, la estatua tuvo que ver cómo algunos encapuchados, no contentos con haberla profanado, prendieron fuego a lo que quedó de la cerca que la aislaba del rigor de los pocos violentos que tratan de desvirtuar las marchas pacíficas.

Pero la estatua no ha sido la única afectada por los desmames de unos cuantos que opacan el objetivo de las protestas. Ante los cada vez más predecibles disturbios entre unos pocos encapuchados y el Esmad, la Alcaldía ha tratado de proteger los edificios históricos de la Plaza de Bolívar con polisombras, pero el esfuerzo ha sido en vano.

Ese mismo 21 de noviembre, la estatua de Bolívar también tuvo que ver a encapuchados inescrupulosos metiéndose al Congreso para lanzar papas bomba al interior del Legislativo.

Allí, los infiltrados en las marchas burlaron la seguridad y se metieron a la sede del Congreso de la República y acorralaron a los uniformados que custodiaban el capitolio.

¿El comportamiento cambiará en el inicio de Navidad?

Este miércoles el escenario podría ser distinto. Confiando en el buen comportamiento de los marchantes, Peñalosa abrió la plaza para recibir las manifestaciones.

El punto había quedado inhabilitado para este fin “debido a los trabajos de montaje del espectáculo navideño” que prepara la capital para sus ciudadanos, sostuvo Peñalosa.

La Alcaldía de Bogotá ya había dicho que durante este mes la plaza tendrá el montaje artístico ‘El sueño de Isidro’, a cargo de la compañía francesa La Maison Production.

No obstante, el alcalde dijo que “debido a la insistencia de organizadores del paro” la decisión que se tomó fue despejar la plaza y desmontar los andamios para tal evento.

Sin embargo, imágenes tomadas por Noticias Caracol, este miércoles en la mañana, mostraban que las estructuras aún estaban en pie, listas para que se pudiera continuar con el montaje navideño.

En ese sentido, Diego Millán, productor general de Idartes, le dijo a ese informativo que el montaje para el evento de Navidad arrancó el primero de diciembre y los trabajos irán hasta el 13 de este mes; el show comenzará el día 15.

Millán agregó que los bogotanos podrán disfrutar de ‘El sueño de Isidro’ hasta el 23 de diciembre con tres funciones diarias. Eso sí, si las obras para dejar listo el escenario no se retrasan y los vándalos no hacen de las suyas, como ha pasado, una y otra vez, bajo la mirada de la estatua de Bolívar.