La máquina donde se descubrió el presunto intento de robo a un cliente está ubicada en el Centro Internacional de Bogotá, exactamente sobre la carrera Séptima con calle 32, sentido norte-sur, frente a la entrada principal del Centro Comercial San Martín.

Luego de que un usuario solicitara el retiro de una suma de dinero de su cuenta de ahorros con su tarjeta débito, el cajero automático pareció realizar la transacción con toda normalidad. No obstante, la cantidad solicitada nunca fue desembolsada, lo que despertó la desconfianza del cliente, quien al revisar la máquina descubrió que la ranura por donde son emitidos los billetes estaba bloqueada.

Con apoyo de agentes de la Policía Nacional y de un funcionario de la empresa de seguridad privada de la zona, se pudo verificar que un elemento ajeno al cajero era el que bloqueaba la salida del dinero: una placa metálica negra, similar a la que normalmente se encuentra en la zona inferior del dispositivo, que habría sido fijada con un poderoso pegamento.

Placa metálica usada, al parecer, por delincuentes para robar en el cajero automático.
Placa metálica usada, al parecer, por delincuentes para robar en el cajero automático.

Alexander Vélez, guardia de Seguridad Atempi, empresa de vigilancia privada que custodia la zona, le dijo a Pulzo que esta no es la primera vez que en el mencionado cajero se reporta esta situación.

“Es un modo de vandalismo que utilizan unos personajes para robar a la gente en los cajeros. Le ponen una placa de metal parecida, la pegan con silicona para que retenga el dinero cuando lo suelta el cajero del dispensador real y queda pegado con la silicona en la placa falsa”, señaló Vélez, quien precisó que en el ejercicio de su labor ha conocido otros 4 casos similares en la misma máquina.

“Cuando el cliente se percata de que el cajero no le botó el dinero, entra como en un consciente de que el cajero está dañado, se retira y olvida que dejó la transacción hecha. Entonces, viene el delincuente, quita la placa y se lleva el dinero”, añadió el funcionario.

(Vea también: Revelan lista de bancos que más le cobran por usar el cajero electrónico: salen caros).

En este caso, al parecer el cajero automático detectó la anomalía en el retiro y retuvo la suma solicitada, la cual quedó al descubierto al retirar la supuesta placa falsa que habría sido instalada por los presuntos delincuentes.

Placa metálica usada, al parecer, por delincuentes para robar a clientes, junto al dinero retenido por el cajero automático al detectar anomalías en el retiro.
Placa metálica usada, al parecer, por delincuentes para robar a clientes, junto al dinero retenido por el cajero automático al detectar anomalías en el retiro.

Esta modalidad de hurto no es nueva, sino que se trata del llamado ‘plaquetazo’, dijo Blu Radio en relación a una denuncia similar publicada por un usuario en Twitter en octubre del año pasado.

De acuerdo con lo dicho por el agente de Policía que atendió ese caso, la recomendación es siempre verificar, obviamente antes de iniciar el retiro en los cajeros automáticos, que en la ranura dispensadora del dinero no se encuentre una “plaqueta ciega”.

Pero la situación no solo se ha descubierto en Bogotá. En septiembre del año pasado, en un cajero automático ubicado en la calle 72 con la vía 40, en el norte de Barranquilla, la Policía reportó la misma alteración con fines delictivos, informó en su momento Caracol Radio en relación con una denuncia ciudadana publicada también en Twitter.

[Videos] En cajero en centro de Bogotá estarían robando con ‘plaquetazo’