Vicky Dávila volvió a vivir un tenso momento con uno de sus invitados al espacio de entrevistas que lleva a cabo todos los días. Ya le había sucedido esta martes, cuando el senador Gustavo Bolívar le dijo que la revista Semana era uribista. Ella le respondió que tendría que comerse esas palabras, porque el petrismo tendrá su espacio en ese medio de comunicación durante las elecciones presidenciales.

Ahora quien manifestó que el medio de comunicación dirigido por Dávila no era imparcial fue Miguel Ángel Del Río, el abogado de Juan Guillermo Monsalve (principal testigo en contra de Álvaro Uribe en el caso que frente al expresidente se ha adelantado por presunto fraude procesal y manipulación de testigos). El letrado opinó que Semana tiene una editorial afín al uribismo, algo que no le gustó mucho a la periodista.

“Yo he sentido que su espacio, independientemente de la noticia, genera una tendencia específica hacia un lugar del espectro político. Eso es válido y legítimo. Los medios están conducidos por personas de carne y hueso”, expresó Del Río en una parte de la entrevista. Al escuchar lo dicho por el abogado, Dávila lo interrumpió y dio pie para un tenso cruce de opiniones.

“Los medios que defienden la teoría de Iván Cepeda y Monsalve, esos sí son objetivos… Otros medios que consideran de facto que Uribe es culpable sin un juicio, sin una decisión definitiva, esos sí son objetivos, esos son serios”, ironizó Dávila. El entrevistado le respondió a la periodista: “Todos los medios tienen una posición editorial. Hay medios independientes que asumen y tratan de encontrar un punto medio”.

De inmediato, Dávila interrumpió a Del Río y le pidió: “Dígame cuáles (medios). ¿Cuáles le parecen a usted objetivos?”. El abogado no vaciló en su respuesta y le dijo a su contraparte:Noticias Uno, por ejemplo. Me parece objetiva María Jimena Duzán“.

Apenas escuchó que le mencionaron al noticiero y a Duzán, quien renunció a su columna en Semana cuando se enteró que Dávila sería la nueva directora, la periodista exclamó: “¡Ah!”. Acto seguido, la directora de la revista concluyó: “No vale la pena ponernos en esa discusión porque está claro que a usted le gustan los medios que piensan como usted. Me parece bien. Por eso hay libertad y democracia”.

Dávila y Del Río superaron rápidamente ese tenso cruce de opiniones, insistieron en que se respetan mutuamente como profesionales y continuaron hablando del caso contra el expresidente Uribe, que este viernes podría tener información relevante en torno a la decisión que tome la Fiscalía al respecto.

A continuación, el video del intercambio de ideas de la periodista y su invitado sobre la línea editorial de Semana, que para este último no es imparcial: