A Marta Lucía Ramírez se le agota el tiempo para decidir si definitivamente se va a lanzar la Presidencia o para anunciarlo si es que ya lo decidió. Dependiendo de ello, tiene apenas unas semanas para renunciar a su cargo si quiere participar en las consultas de derecha o centroderecha. 

Semana dio a conocer que, recientemente, en Huila, alcaldes conservadores bajo la batuta de la senadora Esperanza Andrade estuvieron reunidos con la “presidenta”, como la llamaron durante el desarrollo de la jornada.

Y es que Marta Lucía Ramírez no ha dejado la política de lado. El caso de Ana María Castro es la muestra más clara de ello, con las críticas de la funcionaria a lo ocurrido con la joven víctima.

Uno de los primeros dilemas que Ramírez tendrá que enfrentar es el de lanzarse bajo el manto del Partido Conservador o de forma independiente. Por lo visto, con el distanciamiento de las entrañas del partido azul, la segunda del gobierno de Duque se iría solita.

Mujeres que están o que han pasado por el gabinete de Duque están en el sonajero para la Vicepresidencia.

Alicia Arango, exministra de Trabajo y del Interior, podría ser, aunque el hecho de estar como embajadora ante la ONU en Ginebra le baja el volumen, tal como lo resaltó W Radio.

Otro nombre es el de Ángela María Orozco, ministra de Transporte, una de las funcionarias más destacadas del actual gobierno. Además, Orozco es de procedencia política conservadora.

Camilo Gómez, exalto comisionado para la paz en el Gobierno de Andrés Pastrana y hoy presidente de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, también es un opcionado.

Pero ojo. María Paula Correa, jefa del Gabinete de Duque ha sido reconocida como funcionaria competente para ejercer el cargo, aunque no tiene tantas correrías acumuladas para asumir un cargo como el de Marta Lucía Ramírez.