Casi seis años después de que Carlos Cárdenas recuperara su libertad y de que un juez lo librara de toda culpa por la muerte de su compañero de universidad Luis Andrés Colmenares (31 de octubre de 2010), la vida le ha cambiado por completo, pues según Noticias RCN el joven tuvo que dejar la universidad y no terminó su carrera como consecuencia del proceso en el que se vio inmerso.

En la actualidad, el informativo dijo que Cárdenas “es la mano derecha de su padre” en una empresa familiar, y que tanto él como sus allegados optaron por alejarse de los medios debido a todo lo que padeció.

Cárdenas también está a la espera del resultado de la demanda contra el Estado por los daños y perjuicios que sufrió durante el tiempo que pasó en prisión, y en 2017 se habló de que el monto que pretendía estaba entre los 1.500 y 2.100 millones de pesos.

Al respecto, el abogado Mario Iguarán dijo en RCN que Carlos Cárdenas, al que defendió, fue “estigmatizado y corrido totalmente de la sociedad”, y recordó que lo señalaron por la muerte de Colmenares por el solo hecho de haber tenido una relación con Laura Moreno. Además, mencionó que “le tocó compartir celda con el violador” de Rosa Elvira Cely, y que estuvo 40 días en la cárcel La Modelo acusado de homicidio agravado y soborno.

“Si Carlos Cárdenas había tenido una relación amorosa con Laura pues, entonces, eso era un hecho indicador de que había tenido algo que ver con la muerte”, dijo Iguarán.

El abogado recordó, en el informe de RCN, que a su cliente lo acusaban de haber discutido y hasta peleado con Colmenares en la discoteca en donde ambos estaban, en la Zona Rosa en Bogotá, pero que todo fueron señalamientos “falsos”.

“Se llegó a decir, como teoría del caso de la Fiscalía en ese momento, que se lo habían llevado en una camioneta para asesinarlo y que, después, lo regresaron y lo colocaron en el caño […] se demostró, con pruebas técnicas, que Carlos Cárdenas no podía estar allí en ese momento”, agregó Iguarán.

Muerte de Luis Andrés Colmenares, ¿homicidio o accidente?

RCN recordó que en el fallo que absolvió a Cárdenas el magistrado dejó claro que la muerte de Luis Andrés fue un homicidio, y por eso consultó al abogado Jaime Lombana, que representa a la familia Colmenares, para conocer su opinión.

Las pruebas de Medicina Legal, los dictámenes periciales, son contundentes al demostrar que a Luis Andrés Colmenares lo asesinaron, que no fue ninguna caída. Las distintas fracturas demuestran, claramente, que hubo pluralidad de acciones”, dijo Lombana.

Contrario a esta afirmación, el jurista Jesús Albeiro Yepes, que defendió a Jessy Quintero, dice que esta es “una decisión judicial que está en firme y que afirma que esto fue un accidente, y que nunca fue un homicidio”.

Aun así, la familia Colmenares sigue insistiendo en que a Luis Andrés lo mataron aquella noche de Halloween, luego de celebrar una fiesta de disfraces con varios de sus amigos de universidad, y 10 años después quedan varias preguntas por resolver.