Los dos funcionarios salieron este lunes a responder en diferentes medios una decisión de la administración distrital por la que le han llovido críticas a la alcaldesa titular Claudia López, pues desde varios sectores se asegura que se trata de una improvisación, en medio de una situación por la que el Colegio Médico de Bogotá pide incluso alerta roja hospitalaria y emergencia sanitaria.

En las localidades de Engativá, Suba y Usaquén estamos teniendo el doble del ritmo de contagio [de coronavirus] que en otras localidades”, dijo Luis Ernesto Gómez en Noticias Caracol. “Estamos teniendo adicionalmente muchos nuevos casos diarios. Es allí [en las tres localidades del norte] donde está más congestionada la red hospitalaria, y es allí donde retorna el mayor número de personas a la capital, de los que regresan”.

¿Qué tienen que ver los que están regresando de vacaciones?

De acuerdo con las cuentas del alcalde encargado, se estima que este fin de semana regresaron más de 650.000 personas a Bogotá. “En lo que resta de estos días regresarán 1’300.000 personas. Es decir, casi que dos millones de personas que regresan a Bogotá”.

Eso va a generar una carga importante sobre nuestro ritmo de contagio, y por eso las medidas están encaminadas a desacelerar el ritmo de contagio en las localidades que mayor afectación tienen”, añadió el funcionario.

Aseguró que también se tomaron medidas especiales de carácter hospitalario “para que, en todo momento, como lo hicimos en el primer pico de la pandemia, en este segundo pico podamos atender a todo el mundo que lo requiera, con cuidados básicos en casa, con cuidados intermedios hospitalarios y con cuidados intensivos cuando se requiera”.

A la pregunta de ¿por qué son estas tres localidades las que entran en cuarentena estricta cuando son otras las que están marcando mucho más alto el nivel de contagio de COVID-19? y ¿por qué ustedes insisten en que sean estas tres?, el alcalde encargado respondió: “Cuando arrancó la pandemia, arrancó por el sur y el suroccidente de la ciudad. Las localidades de Kennedy y Ciudad Bolívar tuvieron altas afectaciones y eso genera que obviamente allá los susceptibles de contagio, es decir, las personas susceptibles de contraer el virus, son menores que en el norte, donde durante el primer pico de la pandemia vimos una menor afectación en las tres localidades del norte”.

“Otro elemento que ha determinado que en Usaquén, Suba y Engativá se tenga un incremento acelerado es que “simplemente, allí, el RT, que es el índice de transmisibilidad, el ritmo de contagio, se ha venido acelerando”, explicó Luis Ernesto Gómez. “Esto lo empezamos a observar desde el 21 de diciembre”.

“En estos momentos hay una especie como de crecimiento medianamente estable”, agregó, y se preguntó: “¿Pero, qué ocurre con el retorno de alrededor de dos millones de personas durante esta temporada de inicio de año? Pues que, de acuerdo a las estadísticas de registro de automotores, la gran mayoría de vehículos están registrados en localidades del centro, suroccidente y demás. Entonces, hay una gran carga de retornos de los dos millones que regresan a Bogotá a esas tres localidades”.

(Le puede interesar: Suspenden regreso a clases en colegios de localidades de Bogotá con cuarentena)

Sí hay congestión hospitalaria en el norte

Admitió, así mismo, que adicionalmente en esas localidades es “donde hay una congestión más importante de red hospitalaria. Allí, por ejemplo, los hospitales como la Marly, Shaio, también la Country y otros tienen unas ocupaciones ya al tope en cuidados intensivos. Tenemos capacidad de cuidados intensivos en otras localidades”.

Recordó que en el primer pico de la pandemia Bogotá alcanzó una ocupación de camas de UCI del 93,2 %, el 26 de julio. “Hoy estamos en el 77,7 %. Tomar las medidas hoy es lo correcto porque nos da tiempo, es previsión y nos permite también generar las medidas hospitalarias para hacer referencias y contrarreferencias, para hacer conversión de camas a camas UCI que estaban habilitadas para otros servicios y tomamos las medidas cuando toca y no cuando es demasiado tarde”, aseguró.

Alejandro Gómez, Secretario de Salud de Bogotá, sostuvo, por su parte, en Caracol Radio, que la cuarentena será en el norte de la ciudad, pues, “como queda confirmado con la información puesta en conocimiento de todos, ese ataque está más ubicado en el norte”.

Probablemente fueron las personas del norte que en su momento las que tuvieron un menor nivel de ataque y ahora son la población más susceptible”, sostuvo el funcionario en la emisora, y planteó una segunda consideración: “En Bogotá salió una gran cantidad de gente a tomar un periodo vacacional a partir de la semana del 24 de diciembre. Estas personas, aun cuando no exclusivamente, sí de manera mayoritaria, salen del norte de la ciudad”.

Por eso, para Alejandro Gómez, “ahora que van a retornar se hace tan eficiente la medida de una cuarentena en estas tres localidades”.

¿Qué se puede y qué no se puede hacer? “Será exactamente igual a aquellas medidas que tomamos en junio y julio”, explicó Alejandro Gómez. “Las personas que vivan en estas tres localidades podrán salir a trabajar, siempre y cuando pertenezcan a los grupos de personas que están dedicadas a trabajos de la salud, seguridad, personas cuidadoras de mayores y menores de edad, o personas que trabajen en los cuerpos de seguridad”.

“Son esas las únicas personas de estas tres localidades que podrán salir a trabajar. De la misma manera, las personas que vivan en otras localidades podrán entrar a estas tres cuando se trate de ese tipo de actividades”, continuó Alejandro Gómez. “Por lo demás, las tres localidades deberán cesar todas sus actividades de carácter productivo, de carácter comercial, con excepción de la venta de alimentos y de medicamentos”.