El funcionario aseguró, en diálogo con CM& Noticias, que de los 147 policías que resultaron lesionados en medio de los disturbios hay unos que presentan impactos de bala, aunque sin comprometer su salud.

“Hay cinco policías que fueron lesionados con arma de fuego. En principio hubo personas que, seguramente, dirigieron proyectiles hacia la Fuerza Pública”, dijo Acero en el noticiero.

El secretario anunció que debido a estos hechos, se tomó la decisión de asignar “cerca de 2.000 hombres nuevos” que cumplirán labores de vigilancia, fuerza disponible y para reforzar el Esmad de la Policía.

Esto, porque ya se anunciaron nuevas marchas este viernes en la tarde en diferentes puntos de la ciudad, cumpliendo así una tercera jornada de protestas en la capital del país luego de que el abogado Javier Ordóñez muriera a manos de dos policías del CAI Villa Luz, en la localidad de Engativá.

Precisamente por estos disturbios en Bogotá, en los que vándalos ya han incendiado unos 60 CAI de la Policía, el secretario Acero se refirió a la posibilidad de implementar la medida del toque de queda.

“No la hemos descartado. Ayer solamente la revisamos, pero si las circunstancias lo ameritan la vamos a utilizar”, agregó el funcionario.

Acero, además, se refirió a la muerte de Javier Ordóñez y dijo que “hasta el momento no existe un informe oficial de Medicina Legal que determine la posible causa de muerte del abogado”, y que lo que hay hasta ahora son solo “versiones distintas”.

El que sí ordenó toque de queda fue el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, que dijo que la restricción es para menores de edad y comenzará este viernes, desde las 5:00 de la tarde, y se extenderá hasta el martes, a las 6:00 de la mañana, en todos los municipios del departamento.