“Él aseguró que había adquirido la moto tras hacer un negocio con otra persona, pero que en ningún momento se enteró que el vehículo era hurtado”, informó La FM.

La investigación del tribunal arrojó que la placa del vehículo de Beltrán figuraba en una denuncia que había interpuesto una mujer en Medellín, a quien le habían robado su moto en enero de 2015, indicó la cadena radial.

En la primera audiencia en su contra, el 22 de enero de 2015, la Fiscalía legalizó la captura del patrullero y le formuló cargos, pero en ese momento no formuló medidas de aseguramiento en su contra, añadió el diario El Tiempo.

Aunque el juzgado de la capital antioqueña lo había absuelto en ese mismo año, el caso se reabrió y la corte tumbó el fallo para finalmente condenarlo a 90 meses (7 años y medio) de cárcel, concluyó la emisora.