De acuerdo con información del noticiero 90 Minutos, el atentado se perpetró en cuestión de segundos en la sala de espera de la Unidad Médica Quirúrgica Santa Clara, hasta donde ingresó un sicario y le propinó varios disparos a un hombre que aguardaba por una cita médica.

El crimen quedó registrado en dos cámaras de seguridad de la clínica, y según se observa en los videos que compartió Q’Hubo Cali el sicario desenfunda el arma que lleva oculta entre su pantalón e ingresa al sitio, en donde rápidamente ubica a su víctima.

Para ese momento, el hombre se encuentra recostado contra una pared y revisa lo que serían unos papeles que tiene en sus manos, distracción por la que no se percata que el atacante acaba de ingresar apuntándole con un revólver.

Es ahí que el sicario le dispara a quemarropa en al menos cinco o seis oportunidades, y en la huida también intenta dispararle al vigilante que permanece petrificado por la escena que acaba de presenciar.

Habiendo ya cumplido con su cometido, según se ve en el video, el sicario emprende la fuga en una motocicleta de bajo cilindraje junto con un cómplice, el cual lo había esperado atento en la salida de la clínica.

Lo que no se esperan estos dos hombres, era que la Policía reaccionara de manera inmediata y desplegara una persecución que terminó apenas unas cuadras más adelante, según explicó al noticiero local el coronel Didier Estrada, comandante operativo de la Policía de Cali.

“Fue una persecución de aproximadamente dos a tres cuadras, en la cual nuestra patrulla siguió a estos sujetos, fueron capturados y reducidos inmediatamente con el arma homicida y una moto […] momentos antes habían asesinado a una persona, (que) se dirigía hacia una cita médica para ser atendida por una cirugía que le habían hecho días antes”, explicó el oficial Estrada a ese medio.

La Policía compartió un video en su perfil de Twitter en donde muestra imágenes de la persecución, de la captura de los señalados asesinos y del revólver con el que se cometió el atentado.

También, uno de los policías muestra que la placa de la motocicleta en donde se movilizaban los dos capturados había sido alterada al parecer con cinta aislante.

Por el momento no hay claridad sobre las causas que motivaron este certero ataque.