En las imágenes también se observa cuando dos policías del Gaula trasladan a las cuatro mujeres, y allí se ve que caminan esposadas y que van a ser presentadas ante un juez de control de garantías.

En la diligencia, según informó la Fiscalía, el juez acogió la solicitud de enviar a la cárcel a Jenifer Alexandra Mejía Ariza, Julie Alejandra Zea Naranjo, Ángela Liliana Aguilar Beltrán y Linda Katherín Marulanda Pulga, a las que acusó como presuntas responsables de extorsión agravada y concierto para delinquir.

Los delitos que les imputaron a estas 4 mujeres tienen que ver con que la banda de la que harían parte, de acuerdo con la investigación, “se dedica a la ciberextorsión y al sexting”.

La Fiscalía detalló, en un comunicado, que integrantes se esa red “creaban perfiles falsos” en redes sociales y en páginas donde se ofrecen servicios sexuales, y que de esta forma empezaban a ganarse la confianza de las víctimas. Luego, les pedían entablar una conversación “por mensajes de texto”, e intercambiaban fotografías íntimas.

“Así, tras lograr un intercambio de fotografías comprometedoras, empezaban a exigirles dinero a cambio de no publicar las imágenes en redes sociales”, agregó.

En cuanto a las cuatro mujeres procesadas, la Fiscalía dijo que ellas también serían las encargadas de cobrar el dinero producto de las extorsiones, y que hay por lo menos “siete eventos delictivos” en los que estarían involucradas con sumas que van desde los 50.000 hasta los 5.000.000 millones de pesos.

Según dijo el fiscal José Manuel Martínez, director de la seccional Bogotá, en la investigación se encontró que las extorsiones se cometían desde las cárceles, y que las mujeres serían la conexión en la calle para consumar el delito.

Este es el momento de la captura y del posterior trasladado de las mujeres.