Según la periodista, los magistrados “no descartan” tomar esa decisión de oficio y reprograme la audiencia prevista para el próximo martes 8 de octubre a las 8:00 de la mañana.

Zuluaga afirmó que este escenario podría presentarse porque en este caso “hay varios testimonios pendientes que no se han podido practicar” y puesto que uno de los objetivos de la diligencia es que Uribe se defienda de los cargos y pruebas en su contra, no tendría sentido adelantarla.

En ese sentido, la Corte esperaría a contar con “todos los testimonios que se han pedido para el caso”.

Por otro lado, dijo que la Policía pidió cambiar el lugar de la indagatoria que se hará en un edificio de la calle 72 con carrera Octava, en el norte de Bogotá porque temen alteraciones de orden público por las marchas previstas para ese día a favor y contra el expresidente.

Sin embargo, el alto tribunal negó la petición y la Fuerza Pública deberá arreglárselas para garantizar la seguridad en la zona cuando finalmente se lleve a cabo la audiencia.

Cabe recordar que Uribe debe comparecer a esa citación por la presunta manipulación de testigos presos que lo acusan de tener nexos con paramilitares.

Según las versiones que tiene la Corte, el senador les ofreció dinero o favores jurídicos para que cambiaran sus versiones y desvincularan a su familia de ese delito al tiempo que relacionaban al senador del Polo Democrático Iván Cepeda.