15 investigadores de la Universidad de Antioquia, la Universidad Nacional y la Universidad de Wisconsin trabajaron durante siete semanas con un grupo de 6 perros para que ellos tuvieran la capacidad de detectar el coronavirus en personas que ya habían sido diagnosticadas con la enfermedad, reportó Noticias Caracol.

A los animales les ponen varias muestras de saliva, unas de personas sin coronavirus y otras de infectados. Al olfatear la saliva de los pacientes con COVID-19, los perros se acuestan.

Los académicos entrenan a los perros en La Ceja (Antioquia) y continúan sus investigaciones para ver si es posible que los animales detecten el coronavirus de forma temprana en las personas. De igual manera, el próximo paso es masificar los métodos de entrenamiento para que ya no sean 6 sino 100 los caninos que hagan parte del procedimiento, agregó el noticiero.

“Nosotros les enseñamos a asociar el virus con la comida, luego vamos retirando la comida hasta que predomine el olor del virus y tan pronto el perro identifica el virus lo premiamos con lo que a él más le gusta”, señaló en Noticias Caracol el médico internista Ómar Vesga, uno de los integrantes del equipo de profesionales que está dando de qué hablar por el trabajo que adelantaron con los perros.

“Lo que tenemos que hacer es determinar si podemos diagnosticar pacientes y no muestras de pacientes”, concluyó el médico, dejando claro que aún falta bastante para saber si los perros entrenados por ellos están en capacidad de detectar si una persona tiene o no coronavirus con solo olerla.