El organismo judicial informó en un comunicado que los soldados, que estaban prestando el servicio militar, no aceptaron cargos ni su responsabilidad pese a que se presentaron pruebas contundentes, como el video que fue difundido en redes sociales en el que se ve a uno de los uniformados lanzando al animal provocando su muerte en medio de risas.

De acuerdo con la Fiscalía, Jhonny Alexander Angulo habría sido el presunto autor de dicha conducta y sus compañeros Joseel Duván Ibarra, Edwin Usama y John Ortiz, fueron sindicados como coautores del asesinato del canino criollo de 4 meses de edad.

“Los hechos ocurrieron en la base militar El Páramo, ubicada en la vereda Monopamba de la citada población nariñense, este 8 de junio, cuando al parecer Angulo Zamora lanzó desde una altura de 2.35 metros y a una distancia de 12.4 metros a una canina de nombre Luna, y le causó la muerte”, destacó la Fiscalía.

Por esto, el juez dictó medida de aseguramiento no privativa de la libertad contra los cuatro sujetos, medida que consistente en la obligación de presentarse ante el despacho de la Fiscalía y observar buena conducta a nivel individual, familiar y social; es decir, fueron enviados a sus casas.

Aparte de este castigo, fue el comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro, el que informó hace unos días que se ordenó la desvinculación inmediata de los cuatro hombres de la institución.