Hablando de las alarmas sanitarias en Barranquilla, el experto comentó al noticiero que los médicos podrían llegar al límite de tener que decidir a quién atienden y a quién no, pues la cifra de contagios hasta el 19 de junio en el Atlántico era de 13.880, y la capital es la que más casos suma.

Va a suceder y ya no va a haber un solo Dios. […] Cada internista se va a volver Dios, porque es el que va a decidir quién va a vivir y quién no“, explicó el médico al informativo, y agregó que espera que sus colegas no tengan que llegar a ese temido punto.

En cuanto a las alarmantes cifras que hay en la ciudad, el radiólogo manifestó que los especialistas de la salud están trabajando arduamente para controlar el COVID-19, pero ni sus turnos seguidos de hasta 24 horas serán suficientes si las personas no los apoyan.

Sabbag también reconoció a Noticias RCN que el confinamiento es la única solución para reducir las cifras de contagio, esto, sumado a que cada persona siga las medidas sanitarias planteadas por las entidades de salud: el uso de tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento social.