El experto dijo en la emisión del medio día de CityTv que las personas que deseen acudir a cualquier peluquería deberán tener cita previa, asistir con tapabocas, guantes y monogafas. Para el arreglo de uñas y maquillaje, el usuario deberá llevar los productos.

El funcionario de la Secretaría comentó que las sillas del local deberán estar ubicadas a dos metros de distancia, el puesto de trabajo se deberá desinfectar entre cliente y cliente; si se usan productos desechables se deberán destapar frente al usuario.

En el caso del uso de tintes o cualquier tratamiento capilar, deberá revisar que tengan registros sanitarios, para también velar así por su salud. Es frecuente que esta medida no se tenga en cuenta.

Como medidas generales, la peluquería debe tener lavamanos, termómetro digital y, en la entrada, deberá desinfectar los zapatos del cliente; también proporcionar gel antibacterial.

Los administradores del lugar deberán llevar una lista con los nombres de los clientes atendidos y el tipo de servicio brindado en cada caso pues, si alguno se contagia con COVID-19, será más fácil marcar un cerco epidemiológico, como el zonal que ha realizado la Alcaldía de Bogotá.