Peludos desamparados, una página en Facebook dedicada a la defensa de los perros, publicó este fin de semana que Homero, el perro que murió durante un vuelo en una bodega de un avión de EasyFly, era explotado para sacarle crías y lucrarse a partir de la venta de las mismas.

“Homero era explotado por su dueña, cobraba las montas, lucraba con los hijos de Homero al venderlos al mejor postor”, señalan.

Estamos en contra de la aerolínea #EasyFly donde Homero perdió la vida, son una empresa a la cual no les importa la vida…

Publicado por Peludos Desamparados en Sábado, 16 de enero de 2021

La denuncia, acompañada de fotos en la publicación original, generó todo tipo de reacciones, unas en rechazo a los presuntos hechos y otras cuestionando su veracidad.

Pulzo se puso en contacto con María Fernanda Echeverry, dueña de Homero y quien dio a conocer la muerte del animal en la bodega de un avión que iba de Puerto Asís a Cali.

Echeverry argumentó que jamás utilizó al canino como fuente lucrativa y que lo concerniente a una camada de cachorros que tuvo el American Bully es en realidad un malentendido.

“No sé por qué publican eso. En algún momento los ofrecí porque Homero tuvo crías una sola vez. Al ver que nadie responsable podía comprarlos ni tenerlos, tomamos la decisión de quedarnos con ellos; no los iba a dejar tirados ni los iba a vender a cualquier persona”, dijo.

Añadió que, incluso, ha cambiado de residencia para poder brindarles a los perros más espacio y mejores condiciones de vida. 

“Ellos ya están grandes y viven conmigo. Yo los cuido igual que a Homero. Es más, nos pasamos de casa para darles una mejor vida y mas espacio”, expuso.

Por último, rechazó de manera contundente las denuncias mencionadas arriba:
“Yo lo único que quiero es justicia, la gente solo quiere dañar sin conocer bien la historia”, concluyó.