Una de las situaciones más graves se vive en el occidente de la capital, donde se reportan filas de carros a lo largo de unos 10 kilómetros cerca del municipio de El Rosal.

Este lunes se conoció que en esa vía que comunica a Bogotá con municipios como Tobia, Villeta, La Vega y San Francisco, había enfrentamientos entre manifestantes y el escuadrón antidisturbios (Esmad), después de que se atravesaran barricadas. La situación alcanzó a afectar a varios municipios aledaños, pero parecía poder controlarse en el transcurso del día.

En la noche, el Invías indicó que el paso estaba restringido y después reportó supuesta normalidad, cosa que varias personas refutaron.

Algunos de los ciudadanos detenidos en ese corredor aseguran que hacia la medianoche completaban más de 20 horas sin poder moverse en ninguna dirección:

Más bloqueos en vías desde y hacia Bogotá

Jorge Godoy, secretario de Transporte y Movilidad de Cundinamarca, confirmó que hacia el occidente los cortes viales también afectaban a municipios como Funza, Facatativá, Madrid y Mosquera.

En el sur, había problemas similares en Soacha y Sibaté, mientras que en el oriente se encontraban afectados Choachí, Fómeque, Ubaque y Cáqueza.

Para el norte la situación también presentaba una gravedad similar que la del occidente. Godoy mencionó alteraciones en Chía, Zipaquirá y Ubaté, además de Gachancipá y Tocancipá, donde la situación también era alarmante.

En redes, ciudadanos reportaban lo sucedido en sus redes sociales, rogando por una solución humanitaria para muchas personas que transitaban por allí.

Este fue el reporte de la Secretaría de Movilidad del departamento: