La solicitud que hizo el organismo investigador es para que el juez ordene medida de aseguramiento en centro carcelario para la pareja, que, según Noticias Caracol, se declaró inocente del cargo que le imputaron por la desaparición de Sara Sofía Galván.

El cargo que les endilgó la Fiscalía a Nilson Díaz y a Carolina Galván es el de desaparición forzada, ya que ellos convivían con la niña, de 23 meses de nacida, y fueron los últimos en tener contacto con ella el pasado 28 de enero en el barrio Patio Bonito, en la localidad de Kennedy (suroccidente de Bogotá).

La pareja fue capturada en la madrugada de este jueves en medio de un operativo del Gaula de la Policía, y la información que se conoció es que la madre de la pequeña se encontraba en ese momento en un prostíbulo.

Al respecto, el fiscal Francisco Barbosa dijo que “es muy doloroso observar que los mismos padres son encargados de causarles daño a sus hijos o de desparecerlos”, y confirmó que Díaz es el compañero permanente de Galván.

Esto, porque en entrevistas a medios de comunicación, el hombre siempre dijo que ya no tenía ninguna relación con la madre de la niña, pese a que ella lo señaló de presuntamente actuar de forma criminal para ayudarle a desaparecer el cuerpo de la menor.

Tía de Sara Sofía Galván cree que su hermana entregó a la niña

Esa versión la entregó la tía de la menor Xiomara Galván, que dijo que cuando habló con su hermana ella le confesó que, con ayuda de Díaz, supuestamente arrojó el cuerpo al río Tunjuelito porque la niña se les había muerto.

No obstante, la tía de Sara Sofía le contó a Pulzo que ella guarda la ilusión de que su sobrina siga con vida, ya que otra versión que dio su hermana “es que se la habría entregado a otra persona”.

“Ella dio esa versión de que una señora se ofreció a cuidarle la niña, y como no la encontraron en la búsqueda que hizo la Policía en el caño, pues guardo la esperanza de que esté viva”, aseguró Xiomara.

Estos videos muestran el momento de la captura del novio y de la mamá de la niña.