La grabación difundida por Facebook, que alcanzó más de 11 millones de reproducciones, era de un hombre que acusaba a Salud Total y a los hospitales de infectar a su mamá con coronavirus para cobrar servicios.

Ante la viralización del video, publicado en una cuenta que no era del autor de la grabación, la entidad médica interpuso un recurso, por el que se le ordenó al acusador verificar la eliminación del video y rectificar sus acusaciones y “explicar sus afirmaciones difamatorias”, se lee en el fallo publicado por El Tiempo.

Además, el juzgado primero civil de circuito de Ibagué señaló que la retractación se debe difundir por Facebook “durante el mismo tiempo y en iguales circunstancias en que lo hizo en el video difamatorio”.

La decisión se dio en segunda instancia, pues en primera, el juzgado noveno Civil Municipal de Ibagué negó el recurso porque la cuenta que subió la grabación ya la había borrado.

No obstante, la EPS señaló que no era suficiente haber eliminado el video pues “la conducta del autor del video y de quien prestó su perfil para difundirlo, configuran daño” y por eso necesitaban la rectificación.

Salud Total y los hospitales involucrados comprobaron, según la sentencia, que el personal médico de las instituciones prestaron oportunamente los servicios correspondientes al caso clínico y a los protocolos de la emergencia sanitaria.

De acuerdo con el diario, la mamá del hombre logró superar el coronavirus y ya fue dada de alta.