Bogotá terminó el fin de semana con pacientes en 812 de las 1.747 camas instaladas para atender a personas en estado crítico por coronavirus.

Eso quiere decir que están ocupadas solo el 46,5 % de las camas UCI de la ciudad, la cifra más baja desde el pasado 9 de junio, cuando el 46,8 % de ellas tenían ciudadanos afectados por el COVID-19.

En la primera semana de junio, la ocupación en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales bogotanos osciló entre el 44 % y el 47 %. De esta manera, la capital del país empezará octubre con el mismo panorama de hace cuatro meses, pero con la diferencia de que ahora la tendencia en la estadística es a la baja.

La última vez que Bogotá estuvo por debajo del 40 % de ocupación en sus camas UCI fue el 23 de mayo, cuando el país se acercaba al tercer mes combatiendo la pandemia y apenas superaba los 20.000 casos de coronavirus, de los cuáles casi 7.000 eran en la ciudad.

El sistema hospitalario de la capital sufrió el pico hace dos meses, cuando entre el 24 y el 26 de julio la ocupación en las UCI estuvo rondando el 93 %, pero a partir de esa momento empezó el descenso continuo en esa estadística.

Este domingo el país superó los 813.000 casos confirmados de COVID-19, aunque de ellos solo unos 74.000 son activos ya que más de 700.000 ya se recuperaron.