Los datos que entrega la Alcaldía de Bogotá, con corte del 12 de julio, indican que apenas hay 117 camas UCI disponibles, para pacientes con COVID-19, por lo que la ocupación ya está en el 90 %.

Asimismo, se ha disparado la atención de salud en casa para personas con coronavirus, pues según la Secretaría de Salud, citada por Caracol Radio, se pasó de 700, a 2.500 pacientes atendidos en sus hogares.

Precisamente por la situación de las UCI de Bogotá, la alcaldesa Claudia López decretó alerta roja en el sistema de salud de la capital, que no cede pese a que recientemente el Gobierno entregó cerca de 300 ventiladores a la capital.

Por la emergencia, el Ministerio de Salud y la Alcaldía de Bogotá acordaron, en una reunión de emergencia, que la ciudad llegará a 2.000 unidades de cuidados intensivos para atender la pandemia.

Asimismo, la mandataria de la capital decretó una cuarentena sectorizada, para evitar que el coronavirus se siga propagando de la manera acelerada que lo viene haciendo.