Luego de que se conociera un video en el que un sujeto abre, prueba y vuelve a cerrar varias bebidas en el local de D1 ubicado en Belén de Umbría, en Risaralda, aunque inicialmente se pensó que era en Medellín, la empresa tomó las medidas correspondientes para proteger a sus trabajadores y compradores.

Lo hizo a través de un comunicado en el que confirmó, luego de revisar los videos de seguridad, que los hechos fueron en esa tienda ubicada en el Eje cafetero, y donde dio parte de tranquilidad a clientes para cuando regresen, pues hará un estricto trabajo de revisión de todos los productos.

Sobre los juegos en cuestión, D1 dijo que serán retirados, como se hace, siguiendo los protocolos habituales, con cualquier artículo que esté abierto.

La compañía, igualmente, reforzó su compromiso de mantener los protocolos de sanidad y manipulación de los productos en todas sus tiendas.