Lo primero que dijo el ministro Fernando Ruiz, en Twitter, es que “los viajeros que ingresen al país no tendrán que realizarse la prueba PCR para COVID-19”, hasta que el juez que tomó esta decisión “resuelva las inquietudes” que le plantearon desde el Ministerio de Salud.

Tampoco deberá someterse a los viajeros a que cumplan con un confinamiento o cuarentena obligatoria de 14 días, como pedía el juez, y el funcionario explicó que “este fallo de tutela no está aún en firme”.

“Ayer (30 de noviembre), a las cuatro de la tarde, hice una solicitud de aclaración al señor juez con unas preguntas que me parecieron muy importantes, y la primera de ellas es qué tipo de PCR se debe aplicar“, dijo Ruiz, citado en un comunicado del Minsalud.

Otras inquietudes que tiene el Gobierno, y que deberá responder el juez, son cuál es “la fecha para quitar la restricción” que impone, cuáles fueron los “criterios epidemiológicos” para revivir estos requisitos y “cuáles son las consideraciones ya operativas de la prueba”.

“Hasta tanto no se haya surtido esta etapa de repuesta del juez, la no aplicación de prueba continúa vigente en Colombia”, señaló el ministerio.

Minsalud objeta orden de juez por pruebas PCR a viajeros

La respuesta del Gobierno llega cinco días después que el juez 11 de Oralidad del Circuito de Bogotá, Giovanni Legro, emitiera un fallo en el que ordenaba “la suspensión inmediata” del artículo con el cual el Gobierno Nacional tumbó estos requisitos.

Si bien el Minsalud argumentó que esta prueba negativa de coronavirus podría generar la falsa sensación de seguridad entre los viajeros, y llevarlos a que se relajaran en cuanto a los protocolos de bioseguridad, profesionales de los colegios Médico Colombiano y Médico de Bogotá criticaron la decisión al considerar que se estaban poniendo en riesgo a los viajeros.

Noticias Caracol consultó al asesor regional en redes de laboratorios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jean-Marc Gabastou, y su respuesta fue que “los viajeros no deben considerarse ni manejarse como casos sospechosos de COVID-19”, y mucho menos exigirles que hagan cuarentena en el país de destino.

“Al contrario, se deben implementar mecanismos para monitorear el estado de salud de los viajeros entrantes durante los 14 primeros días de su estadía”, concluyó el funcionario.

Así las cosas, Ruiz afirma que “la temporalidad entre el momento en que se toma la prueba y se realiza el viaje, puede darse el contagio”, y espera que la determinación del juez no ponga “en riesgo toda esa estructura de contención de la epidemia, como la podría afectar un fallo de esta naturaleza”.